Probaires Logo

Macron quiere refundar la UE y dotarla de presupuesto y finanzas propias

El presidente francés diseñó una batería de medidas para el bloque en áreas como la economía, la seguridad y la defensa, la inmigración y el desarrollo sostenible

El presidente francés, Emmanuel Macron, anunció un plan ambicioso para "la refundación de una Europa soberana, unida y democrática", en un discurso que fue valorado como "muy europeo" por el presidente de la Comisión Europea (CE), Jean-Claude Juncker, y como defensa "apasionada" de una "Europa unida", según el gobierno alemán.

El mandatario galo presentó una larga lista de reformas concretas del funcionamiento de la UE. Entre los items que expuso está dotar a la zona euro de un presupuesto propio que podría financiarse con la recaudación del impuesto de sociedades, para lo cual hay que armonizar su base imponible y el tipo que se aplica para 2020.

En ese sentido, y en una advertencia hacia países que como Irlanda han hecho de la competencia fiscal uno de los fundamentos para atraer empresas, señaló que no se puede pretender tener fondos estructurales del presupuesto europeo para financiar rebajas del impuesto de sociedades.

Volvió a proponer dotar a la zona euro de un ministro de Finanzas y pidió una nueva tasa europea contra los gigantes tecnológicos como Facebook y Apple acusados de pagar demasiado pocos impuestos por sus actividades en Europa. Planteó incluso la posibilidad de modificar la Política Agrícola Común (PAC), el enorme programa de subsidio para el sector, que siempre defendieron Francia y su poderoso lobby agrícola.

Macron quiere la creación de una fuerza militar europea de aquí a 2020, con un presupuesto de defensa y "una doctrina común" para actuar, y abogó por instaurar una agencia comunitaria de asilo para lidiar con la actual crisis migratoria.

 

En su discurso pronunciado en la universidad de La Sorbona, Macron abogó por una "profunda transformación" de la Unión Europea.

Su idea es que en las próximas semanas se ponga en marcha un grupo con los Estados que voluntariamente quieran avanzar más rápido y con las instituciones europeas para que, de aquí al verano (boreal) del año próximo, coloquen sobre la mesa las medidas pertinentes.

También promueve que en paralelo se realicen las llamadas "convenciones democráticas", en las que durante 2018 participarían durante seis meses los ciudadanos de los países que también se mostraran dispuestas a organizarlas. Sería "un debate abierto, libre, europeo" y, sobre todo, una forma de implicar a la población y acabar con la impresión de que la construcción europea se hace en cenáculos de expertos a sus espaldas, y en los últimos tiempos con miedo a cualquier consulta.

Fuente - El Cronista

0
0
0
s2smodern
 

Términos y Condiciones | Ofex Probaires © 2016

Back to top