Probaires Logo

Cada vez hay más hedge funds que invierten sólo en criptomonedas

Las estrategias de inversión van desde "ofertas iniciales de monedas" hasta tenencias de bitcoins y otras criptomonedas como Ethereum y Litecoin

Ari Lewis estaba haciendo el secundario en Long Island, Nueva York, cuando compró su primera bitcoin en 2012. Costaba u$s 10, recuerda.

En mayo, mientras el precio de la bitcoin se acercaba a los u$s 2000, Lewis se graduó en la Case Western Reserve University en Ohio con el título de Administración de Empresas y con un trabajo nuevo: cofundador de un pequeño fondo de inversión en criptomonedas llamado Grasshopper Capital. Ocho semanas después individuos adinerados habían invertido un total de u$s 2,2 millones atraídos por el creciente valor de la bitcoin y otras criptomonedas.

Lewis se atribuía un retorno de 90% entre agosto y comienzos de septiembre debido a la extrema volatilidad de corto plazo. Desde entonces, la bitcoin cayó 15%. Dijo que no podía discutir sus actuales retornos pero repitió: "Somos inversores de largo plazo".

Según Lewis, no había mucha competencia hace seis meses. "Ahora... parece que todos están lanzando un fondo".

Muchos de los fondos nuevos de criptomonedas que han surgido se describen como hedge funds, pero pocos tienen la infraestructura o la experiencia para calificar como tales; no han atraído muchos inversores institucionales sofisticados ni muestran señales de que estén haciendo mucho para proteger sus posiciones largas.

 

La firma de investigaciones británica Autonomous NEXT identificó 68 hedge funds de criptomonedas. Sus estrategias van desde invertir en "ofertas iniciales de monedas" que recaudan dinero vendiendo a los inversores criptomonedas hasta tenencias de bitcoins y otras criptomonedas, como Ethereum y Litecoin.

Según una cuarta parte de las 200 administradoras de fondos globales consultadas recientemente por Bank of America Merrill Lynch, la bitcoin es también la operación más codiciada del mundo, lo que deja a muchos desprotegidos frente a un giro en el mercado.

Vítor Constâncio, vicepresidente del Banco Central Europeo, dijo que la bitcoin es "un instrumento de especulación" y que su abrupta suba del valor se parece al furor por los tulipanes del siglo XVII.

Sin embargo, pese a la incertidumbre, se acumulan las nuevas administradoras de fondos.

"Me siento como en los vagones Wells Fargo viajando hacia el oeste," dijo Zach Hamilton, un inversor de la primera hora en la criptomoneda Ripple. A principios de 2017, Hamilton abrió a dinero externo un hedge fund de sólo posiciones largas llamado General Crypto. No quiso revelar los activos que tiene bajo su administración pero dijo que el fondo apunta a u$s 25 millones.

Hamilton dijo que él y su socio con sede en California invierten basados en las compañías que están detrás de las criptomonedas. "Estamos tratando de eliminar todo el valor especulativo", dijo.

Algunos fondos informan niveles de retorno que cualquier administrador de hedge fund soñaría tener. Digital Currency Fund, de Altana Capital, subió cerca de 413% desde comienzos de este año hasta agosto. En comparación, los hedge funds que aplican todas las estrategias tuvieron retornos sobre 5,5% en el mismo período, según el proveedor de datos eVestment.

Al mismo tiempo, algunos reguladores ahora están atentos a si el creciente valor de las criptomonedas está entrando en territorio de burbuja. También está la duda de si las fluctuaciones en estos mercados volátiles dejan en peligro a los fondos poco protegidos.

China ya prohibió las ofertas iniciales de monedas (ICO) y sus mayores bolsas de bitcoins están cerrando. Los reguladores británicos izaron la bandera de advertencia y a principios de este mes Jamie Dimon, CEO de JPMorgan Chase, aseguró que las bitcoins son un "fraude".

Son pocos los fondos de criptomonedas que han sido respaldados por inversores institucionales, lo que le brinda cierta credibilidad al sector. Polychain Capital, que invierte en criptomonedas y ICO, tiene un hedge fund de u$s 250 millones, según el fundador y CEO de Olaf Carlson-Wee.

Algunos capitalistas de riesgo de Silicon Valley, incluyendo Andreessen Horowitz y Sequoia, han invertido. Otros nombres de Silicon Valley incluyen a Meta Stable, un hedge fund que originalmente se lanzó en 2014 y tiene u$s 600 millones en activos brutos, según las declaraciones reglamentarias.

Fuente - El Cronista

0
0
0
s2smodern
 

Términos y Condiciones | Ofex Probaires © 2016

Back to top